Querida Alejandría

La autora expone en entrevista cómo fue que ligó una ciudad antigua y destruida con experiencias de adolescentes contemporáneos, sus lectores potenciales.

-Estaba leyendo la biografía que sobre Cleopatra VII escribió Emil Ludwig y de repente tomé conciencia que me había metido a Alejandría gracias a las palabras. Me vi vagando por sus calles, escuchando el griego bajo la égida de los Tolomeos. En ese fluir me apareció el rostro de una niña de nueve años que en el transcurso de unos días ve caer su ciudad, morir a su madre y a su padre. Una niña que es arrancada de su patria, de su infancia.

A través de sus vivencias recuperé la Alejandría del mundo antiguo, la no tocada por los fanatismos de las religiones monoteístas, cuyo rostro sumergido hemos podido contemplar gracias al afán de arqueólogos actuales como Frank Goddio.

-¿Escribió este libro con fines didácticos o para estimular la imaginación de los jóvenes a partir de datos históricos?

http://queridaalejandria.blogspot.mx/2010_05_01_archive.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s